A veces, los perros presentan tendencia a unas patologías o a otras, y este es el caso de los perros con displasia. Es una enfermedad más habitual de lo que podemos pensar.

¿Qué es la displasia?

La displasia es una enfermedad de los huesos degenerativa que sufren nuestros peludos, sobre todo, los perros más grandes. El hecho de crecer y desarrollarse rápidamente, les hace muy propensos a sufrir problemas en sus articulaciones, como la cadera.

Por ese motivo, para que tenga buena salud, es fundamental que los perros con displasia tengan a su disposición un alimento completo y adecuado que les ayude a proteger sus huesos, como nuestro pienso Displasia Especial.

¿Cómo alimentar a los perros con displasia?

Para empezar, es importante señalar que no vale cualquier pienso que encuentres en una tienda. Con toda seguridad, no va a ser adecuado para sus necesidades. La displasia requiere una alimentación rica en Omega 3 y Omega 6, así como en aceite de salmón, que le ayuda a reforzar sus huesos.

Debes asegurarte de que el alimento es de buena calidad y de que no tiene cereales tipo maíz, avena, trigo o arroz. Tampoco le vienen bien los aminoácidos y antioxidantes que no sean naturales.

La condrotina es una sustancia que sí le viene bien a su organismo, y nuestro pienso Displasia Especial tiene un alto contenido en ella. Es altamente beneficiosa para la prevención de esta enfermedad de sus huesos. De hecho, también viene bien darle una dosis extra de condrotina natural, aunque nuestro pienso ya la lleve incorporada, pues es un complemento alimenticio.

Tu perro se merece los mejores cuidados, y parte de esos cuidados es la mejor alimentación que le puedas proporcionar, al fin y al cabo es parte de tu familia. ¿Por qué no echas un vistazo a nuestro gama de piensos?