A menudo se dice que los perros son el mejor amigo del hombre, y es que pocos animales son tan cariñosos y fieles como ellos. Los perros son leales por naturaleza, son capaces de cuidarnos cuando estamos tristes, de protegernos como un miembro más de su familia y capaces de permanecer a nuestro lado por y para siempre. Evidencia de ello es que los perros han estado al lado de los humanos desde hace más de 40.000 años a lo largo de la historia y que en muchos casos han sido utilizados para cuidar a personas ancianas o enfermas, como perros de rescate, para predecir situaciones de peligro o incluso la muerte, para guiar a personas invidentes, para ser los mejores compañeros de los niños o simplemente para convertirse en nuestros mejores y más fieles compañeros de vida.

Así que hablar de lealtad es hablar de estos animales y mejores compañeros, pero sobre todo de estas razas de perros que hemos recopilado. Todos ellos se caracterizan por norma general por su gran fidelidad y lealtad, aunque no debemos olvidar que cada uno de ellos necesita de una buena educación, atención, cuidado, paseos y sobre todo mucho cariño por parte de sus dueños. Aquí te hablamos de las razas de perros más leales.

Las razas de perros más leales

Labrador Retriever

El trabajo en común y la convivencia con un Labrador Retriever puede ser muy agradable, ya que si por algo destaca es por ser muy inteligente, aplicado, dócil y uno de los perros más fieles. Este tipo de perros se llevan muy bien con los niños y tienen muy buena relación con otros perros. Por su rapidez y grandes reflejos, se han llegado a emplear en la caza, pero su uso más común es como perro acompañante. Lo que no le gusta es ser muy casero, ya que necesita constante práctica de ejercicio, asignación de tareas y es muy dinámico.

AKITA

Esta raza además de sagaz, grande, fuerte y robusta, también es valiente y reservada. Suelen ser perros independientes pero muy leales a sus dueños. En cuanto a su relación con otros perros, es importante que tengan un buen adiestramiento, ya que tienden a querer dominarlos. A pesar de que a lo largo de la historia estos perros se han utilizado como perros de caza, de tiro y de lucha, lo cierto es que es perfecto como perro de familia. Un claro ejemplo de ello son algunas famosas historias como la que protagoniza este perro en la película ‘Siempre a tu lado’, donde a pesar de que su dueño hubiese fallecido, se dedicó a esperarle durante años en la estación de tren donde solía esperarle cada día cuando vivía y con la única esperanza de que volviese a aparecer.

Golden Retriever

El Golden Retriever es otro de esos amigos fieles, dulces y pacientes. Un magnífico perro que además acepta de buen grado las normas de educación, es un trabajador diligente, muy dócil y se lleva muy bien con los niños. El Golden Retriever además es un animal muy dinámico, por lo que su hogar favorito sería una casa con amplio jardín.

San Bernardo

Aunque no se tratan de perros caseros, ya que prefieren las casas con jardín, los San Bernardo tienden a ser amables y tranquilos, además de inteligentes, valientes y muy leales a sus dueños. Si hay algo que este tipo de perro adora es estar echado, pero no te olvides de que también necesitan mucho ejercicio para poder desarrollar todo su potencial físico, de ahí que adore estar en el exterior.

Basset

Los Bassets aunque originalmente fueron criados como perros de rastreo en la caza menor, lo cierto es que su carácter amable, leal e inteligente, así como su afabilidad los convierte en los mejores perros de compañía y también pueden convivir pacíficamente con perros de otras razas. Aunque existen diferentes razas basset, normalmente este tipo de perros tienden a ser caseros y pueden incluso llegar a encargarse de algunas tareas que no requieran de una excesiva atención.

Schnauzer

Aunque existen varias razas diferentes de Schnauzer, todos ellos comparten la característica de ser excelentes perros de guarda, siempre y cuando nos aseguremos de darles una educación y adiestramiento adecuados. Aunque tienden a ser bastante atrevidos y orgullosos, también son muy inteligentes, juguetones y mimosos. Tanto es así, que son uno de los perros de familia más populares, ya que disfrutan de la compañía de los niños. Eso sí, si carecen de amor o de nuevas aventuras es fácil que puedan caer en depresión. También hay que tener en cuenta que necesitan hacer mucho ejercicio y pasear de forma regular para asegurar su bienestar.

Spaniel Bretón

El Spaniel Bretón es un animal que está lleno de energía, además de ser muy cariñoso sobre todo si hay niños en la casa y también leales con sus dueños. Esta raza, además de como perro de familia, suele destacar en los deportes caninos y por ser brillantes buscadores.

Rottweiler

El Rottweiler es un perro robusto y muy energético y aunque de primeras pueda parecer un perro muy imponente por su aspecto, lo cierto es que se distingue por la especial fidelidad a su familia, de hecho tiende a mostrar un comportamiento bastante defensor. Además este tipo de perros son inteligentes, animosos y muy resistentes. Suelen emplearse como perro de compañía, para lo cual deberemos facilitarle una casa espaciosa con jardín. En cuanto a su cuidado, el Rottweiler es una raza que necesita de ejercicio, una ocupación concreta y una educación adecuada para garantizar su bienestar.

Border Collie

El Border Collie es un perro de pastoreo, que se caracteriza especialmente por ese bonito pelaje que suele presentar varios colores. Un pelaje que precisamente necesita de unas labores de cuidado practicamente diario y a conciencia, sobre todo durante la época de muda. Si hay algo que destacar de su carácter, esa es su gran inteligencia y ese carácter despierto que le permiten entender enseguida lo que se le pide. Además es un excelente perro de familia, ya que se lleva muy bien con los niños y muestra gran fidelidad y lealtad con sus dueños. A lo que no se adapta tan bien es a vivir dentro de una casa o piso de dimensiones reducidas, ya que es un perro que necesita mucha actividad

Caniche

Si algo hay que destacar de los perros Caniche, además de su exuberante y lanoso pelaje, es que son un perro activo, con mucho carácter, con muy buena capacidad de aprendizaje y muy fieles. De hecho es un excelente acompañante y uno de los mejores perros de familia. También suelen adaptarse bastante bien a vivir en un piso, aunque no debemos olvidarnos de concederle largos paseos y mucho ejercicio.

Bulldog

Aunque los Bulldog a primera vista puedan parecer un tipo de perro más bien intratable, la realidad es que este tipo de perros son los animales más tiernos, simpáticos y amables que existen. Son muy fieles con su familia, pero con otros animales, además de ser muy vigilantes, en ocasiones pueden incluso llegar a ser problemáticos. Este tipo de perros no necesitan salir mucho y además se adaptan muy bien a la compañía de los niños.

Boxer

Además de por su temperamento, esta raza se distingue por su gran coraje, la confianza y la lealtad. Por lo que resulta muy apropiado como perro de familia, ya que además se entiende muy bien con los niños. Se trata de un perro que también necesita de una educación paciente y cariñosa, así como también de mucho ejercicio

Pastor Alemán

El Pastor Alemán es un perro que suele llevarse muy bien con los niños y con otras mascotas si conviven en el mismo hogar. También son una raza muy inteligente, fácil de adiestrar, fiel y leal con sus dueños, pero también destaca su instinto de perro guardián sobre todo con animales y personas externas a su círculo familiar. Por esto último, es necesaria una buena socialización desde los primeros años y un adiestramiento adecuado para evitar que tiendan a ser demasiado protectores.