Pitbulls y dobermans son frecuentemente estereotipados como perros peligrosos.

Pero resulta que la raza tiene muy poco que ver con su personalidad y capacidad de ser agresivos. Entérate de lo importante que es la educación en esta ecuación.

Tristemente existen muchos estereotipos con algunas razas de perros. Muchas personas ven este tipo de raza de perro y directamente se ponen a temblar de miedo, pero no es bueno tener estos prejuicios ya que el comportamiento de estos perros depende también de su educación.

¿Cuáles son las razas de perros consideradas potencialmente peligrosas?

El artículo 13 de la Ley de Tenencia Responsable de mascotas enumera las razas que suelen ser consideradas como potencialmente peligrosas algunas de ellas son, Dogo Argentino ,Fila Brasileiro, Bullmastiff entre otros.

Y no solo estas razas, también se consideran potencialmente peligrosos frente a esta ley, los perros con un potente desarrollo muscular y también de sus músculos masticários. En esta Ley  se encuentran incluso aquellas razas de las que hay registro de más de dos mordeduras a personas.

Es por estas razones que si una persona quiere tener un perro de estas características deberá cumplir con algunas características como:

-Tendrá que llevar al animal siempre con bozal, arnés y correa en espacios públicos.

-Asegurar que viva con cercos seguros que impidan que se escape.

-Tendrá que asistir a un curso de adiestramiento y obediencia aparte de otras medidas.(todo pagado por el dueño)

-Tendrá que pagar un seguro.

 

Prohibir no es la respuesta.

Como resultado de estas estrictas leyes, cientos de perros de estas “razas peligrosas” son sacrificados cada año en el reino unido independientemente de su comportamiento. Sin embargo, los incidentes más graves en los últimos tiempos involucran a otro tipo de perros.

Con respecto a todas estas leyes si hay algo en lo que la mayoría de los veterinarios están de acuerdo es que el comportamiento canino se basa principalmente en la manera en que son educados.

Paula Léniz médico veterinario especialista en etología cognitiva (rama de la biología que estudia el comportamiento de los animales) dice que:

“No estoy de acuerdo en prohibir estas razas, porque criadas adecuadamente son un amor de perros. Todas estas razas que son estereotipadas de peligrosas, que tienen que andar con bozal, no es que sean agresivos por su raza.”

El peligro no es el perro, sino la familia no dispuesta a educarlo.

Todos los tipos de pero pueden reaccionar violentamente si se sienten amenazados pero esto no solo ocurre con los perros también ocurre a veces con las personas.

Al final, lo peligroso no es la raza del perro, es la falta de conocimiento de la familia que va a adquirir el perro, que no conoce la personalidad de ese perro y sus necesidades tanto físicas como emocionales. A la larga si tiene conductas agresivas es porque tiene un problema, no porque sea una raza particular que lo predisponga.

 

Si este artículo te ha ayudado a cambiar tu opinión sobre este tipo de perros, compártelo para concienciar al máximo número de personas.