La conmovedora historia de Boncuk, la perra que esperó a su dueño fuera del hospital hasta que este se recuperara.

Cemal Senturk tuvo que ser internado de urgencia, pero su mascota dio una muestra impresionante de fidelidad.

Solo aquellos que tienen la fortuna de compartir sus días con una mascota saben que la fidelidad es una de las características principales de los perros, pase lo que pase ellos siempre estarán a tu lado.

Así quedó claro una vez más en una bonita historia en Turquía. Allí Cemal Sentuk- un hombre que vive en Trebisonda, en el noroeste del país tuvo que  ser internado de urgencia en el hospital de su ciudad. Sin embargo, lejos de estar solo, siempre estuvo acompañado.

Su perra estuvo durante todo este tiempo lo más cerca de él que pudo. Quedo claro que los médicos se llevaron a Senturk en ambulancia, su mascota corrió detrás del vehículo hasta el hospital donde permaneció al lado de la puerta principal del edificio como si se tratara de un familiar más.

Según detalló la agencia turca DHA, la familia del hombre quiso llevar en varias ocasiones a la perra de vuelta a casa, pero en cada ocasión ella se las ingenió para escaparse y regresar al centro médico, para hacer la respectiva guardia en la puerta.

Según cuentan los médicos del hospital la perra llegaba todos los días sobre las 9 de la mañana y espera hasta que anocheciera. Nunca entró en el hospital, siempre esperaba en la puerta.

Por lo pronto la espera duro casi una semana hasta que Senturk se reunió con su mascota. Eso sí, no pudo esperar hasta salir del hospital si no que cuando se sintió bien fue llevado en silla de ruedas por algunos enfermeros hasta la puerta, donde saludó a su gran compañera.

Tras unas semanas Cemal Senturk volvió a casa y allí estaba esperándolo toda su familia junto a Boncuk.