Encontrar animales obesos no resulta difícil hoy en día.

En estos casos cuando le explicas a los dueños que sus mascotas no está en un buen estado de salud se sorprenden, porque para muchas personas ver a sus animales «rellenitos» es sinónimo de vida saludable.

En el caso de los perros la salud y la nutrición constituyen elementos indisociables en su vida.

La obesidad canina es una enfermedad que conlleva distintas alteraciones de funciones corporales y que limita la esperanza de vida de los animales.

A veces nos encontramos con el problema de que son los propietarios quienes dificultan el tratamiento de la obesidad, porque tienden a minimizar este problema.

Factores que pueden hacer que tu perro sufra obesidad.

  1. Factores genéticos
  2. Edad
  3. Razas predispuestas
  4. Esterilización
  5. Sexo
  6. Tratamientos contraceptivos
  7. Sedentarismo
  8. Falta de ejercicio

La raza

La raza constituye un factor de riesgo de obesidad en la especie Canina. No todos son iguales en cuanto a riesgo nutricional durante el crecimiento. Los excesos energéticos predisponen a los perros de razas pequeñas al sobrepeso mientras que, en las razas grandes, la afecciones osteoarticulares suponen el principal riesgo.

Muchos factores determinados genéticamente son responsables de mantener el equilibrio entre los aportes alimentarios y gastos energéticos, lo que desemboca en la obesidad en muchos casos. Esto se da sobre todos en animales domésticos, debido a que son lugares donde abunda la comida y el espacio para realizar un gasto energético es reducido.

La frecuencia de la obesidad aumenta con la edad del perro. La proporción de obesos no llega al 20% en los perros de 4 años o menos, mientras que supera el 50% en los de 7 y 8 años y por último los datos nos informan a que ascienden al 70% en los que tienen nueve años o más.

La esterilización

Con las esterilización aumenta la obesidad, sobre todo en las hembras, por eso es importante cuidar la alimentación y la actividad física regular de sus perros esterilizados.

Las hormonas sexuales no son reguladores primarios del metabolismo, pero aun así influyen en el peso corporal de forma directa. También pueden aumentar el peso de los animales aquellos tratamientos que se utilizan para evitar el embarazos.

Obesidad y actividad física

La falta de ejercicio es el factor principal en el desarrollo de la obesidad. Su prevalencia disminuye proporcionalmente según la duración del ejercicio diario.

Es difícil encontrar mascotas obesas que vivan en grades terrenos, sin embargo se da mucho más en aquellos que viven en espacios reducidos como apartamentos.

Obesidad y alimentación

Predispone a la obesidad los suministros de alimentos muy palatales, ricos en materia grasa y en carbohidratos fácilmente asimilables.

La alimentación de un animal depende de sus dueños y para prevenir problemas de obesidad en nuestros perros es muy importante la educación alimentaria que le hayamos dado desde pequeños, un tipo de alimentación muy peligrosa respecto a lo que se refiere a la obesidad es la alimentación a voluntad. Está claro que los perros no saben auto controlarse con la comida por eso lo tenemos que hacer los dueños.

Patologías asociadas a la obesidad

  • Enfermedades osteoarticulares.
  • Intolerancia al esfuerzo.
  • Problemas cardiorrespiratorios.
  • Diabetes.
  • Disminución de las defensas.
  • Niveles elevados de partículas de grasa en sangre.
  • Anomalías.
  • Cáncer de mama.
  • Inconvenientes para las cirugías.
  • Afecciones dermatológicas.
  • Alteraciones de la función tiroidea.
  • Problemas de reproducción.

Desde Arkam te animamos a alimentar a tu perro de manera sana y saludable. Por eso tenemos los mejores piensos y gamas que se adaptan a cada una de las necesidades de tu perro.