Primer fin de semana de julio y muchos de vosotros probablemente estéis leyendo este artículo en vuestro lugar de vacaciones favorito. ¿Quizá desconectéis en una casa con piscina en el campo o la sierra? ¿O quizá estáis en la playa?

Las vacaciones son para desconectar y disfrutar de la familia, la pareja o los amigos, y por supuesto disfrutar de vuestras mascotas. Por desgracia, en España no hay tantas playas a las que podéis ir con tu peludo, pero aquí te dejamos una lista de las playas para perros en Andalucía y pronto te enseñaremos más playas caninas en otras comunidades autónomas.

Si algún día quieres hacer un plan diferente y quieres que tu perro disfrute de un buen día de playa, aquí te vamos a dejar una serie de consejos para que no se te olvide nada y no tengas ningún problema.

Lista de consejos para ir con tu perro a la playa
Cuando vas a pasar un día a la playa tu mochila tiene todo lo que necesitas. Toalla, crema protectora solar, cartera y probablemente algo de picar o beber. Pero, ¿y la mochila de tu perro? ¿qué necesita?

Antes de ir

-Documentación: Pasaporte, carta de vacunación o incluso si tu perro es PPP lleva contigo los certificados correspondientes. Recuerda que la policía podría pedirte todos estos papeles para asegurarse que todo están en orden.

-Agua y bebedero: Si cuando sales a dar un largo paseo con tu mascota te llevas una pequeña botella de agua, para pasar el día en la playa te aconsejamos llevar 1 o 2 botellas de agua grande. Si la playa da mucha sed a los humanos, imagina a un perro que no parará de corretear, jugar y bañarse. El bebedero facilitará que pueda beber, pero si no quieres cargar con tantos «chismes» puedes darle agua dentro de las bolsas de basura.

-Comida y premios: Aunque en la playa va a estar distraído, es importante alimentarlo al igual que harías en tu casa. Llévate un comedero y unos cuantos premios y lo agradecerás.

-Juguetes: Frisbee o pelotas están en la orden del día. No dudes en llevar juguetes a la playa para que tu perro desfogue, ya que el día es largo y no estará todo el tiempo en el agua.

-Bolsas para recoger sus necesidades: Mantener la playa limpia es tarea de todos, por lo que tendrás que llevar todo lo necesario para que así sea. También puedes llevar una bolsa de basura grande para acumular todo lo que no necesites y tirarlo luego a las basuras que haya en la playa.

-Protector solar, protector de almohadillas, etc: Si crees que tu perro tiene una piel delicada o unas patas delicadas, infórmate sobre los productos para el sol en animales.

Durante la playa

-Sombrilla: Quizá a ti te guste disfrutar de todos los rayos del sol cuando vas a la playa, pero el sol es peligroso por lo que te aconsejamos que lleves una sombrilla para ti y para tu perro. Te aseguramos que él te lo agradecerá y disfrutará de la sombra después de haberse bañado en el mar.

-Silla: La silla será para ti. Seas o no seas fan de ella en la playa, lo cierto es que si tienes un perro nervioso o que tira mucho, si necesitas atarlo la silla será perfecta para eso, ya que si lo atas a la sombrilla fácilmente la tirará, pero en una silla contigo encima le resultará imposible.

-Toalla: Si la arena quema mucho, puedes poner una toalla debajo de la sombrilla para que tu perro sepa dónde puede descansar plácidamente.

-Protector solar: Tal y como hemos indicado anteriormente, si tu perro tiene una piel delicada debes protegerla en las horas de radiación, y evitar que haga ejercicio o se exponga en las horas centrales de calor.

-¡Vigilancia máxima!: No puedes perderlo de vista en ningún momento y debes controlar que el mar sea accesible para él. Que el agua no esté muy profunda, que las olas no lo asusten y que no beba mucha agua del mar, ya que podría causarle problemas gastrointestinales.

Después de la playa

-Una buena ducha: Aunque quizá ya no le haga tanta gracia lo que viene después de la playa, es importante eliminar los restos de sal y arena, ya que de lo contrario su piel y su pelo no podrán estar protegidos. Revisa bien las orejas para evitar infecciones.