A pesar de que cuando hablamos de un resfriado siempre lo asociamos al ser humano, nuestros amigos caninos también lo pueden padecer. Ahora que todavía las bajas temperaturas afectan a todo el país conviene proteger a los perros del frío para evitar que cojan un resfriado que ponga en riesgo su salud.

Los perros también pueden resfriarse o coger un catarro y si no se atienden a tiempo con atención veterinaria también puede acabar con una bronconeumonía. Por esta razón, es importante saber cómo prevenir un resfriado en perros y atender a los síntomas tan pronto como aparezca para ponerles solución sin esperar demasiado tiempo.

Un resfriado no es un caso de gripe canina

Desde el Consejo de Colegios Veterinarios alertan de lo importante que es no confundir un resfriado en perros de un caso de gripe canina. La razón está clara. La gripe «no está motivada por las inclemencias o el cambio del tiempo», según indican, sino que está provocada por un virus.

¿Por qué es importante esta diferencia y detectar un resfriado en perros a tiempo?

Porque como bien dicen desde el Consejo, un resfriado que no se atiende a tiempo puede terminar convirtiéndose en una bronconeumonía. Por esta razón, vamos a ver cuáles son los síntomas que no deben pasarse por alto.

¿Cuáles son los síntomas de un resfriado en perros?

Los síntomas que presentan los perros cuando tienen un resfriado se parecen mucho a los que sufrimos los humanos. Es normal que manifiesten «estornudos, tos, secreciones oculares, pérdida de apetito y dificultades respiratorias». No obstante, hay otra sintomatología más específica:

-Falta de interés por el juego.
-Desinterés por la actividad física.
-Cansancio.

Tratamientos para el resfriado en perros

Al llevar al perro al veterinario es muy posible que le dé una medicación apropiada a cómo se encuentre. No obstante, además de esto hay otras recomendaciones similares a las que aconsejan los médicos a los humanos. Estas son reposo, hidratarse y limitar el ejercicio físico.

Los paseos sí están recomendados, sin embargo, conviene evitar sacar a los perros resfriados durante las horas más frías. En el caso de hacerlo, ponerle algo de ropa de abrigo adecuada para ellos puede ayudar a que se protejan del frío. También, dejar entrar a los perros en el baño cuando nos estamos duchando les permitirá respirar aire húmedo. Esto les mejorará la congestión.

¿Se pueden prevenir los resfriados en perros?

Es posible prevenir los resfriados en perros y, de hecho, es la mejor forma de garantizar su bienestar. Algunos consejos son evitar los cambios de temperatura y las corrientes de aire, salir lo menos posible de casa si hace frío o mal tiempo, mantenerlos limpios y secos, llevar las vacunas al día…

A pesar de todo lo anterior, no nos podemos olvidar de darle muchos mimos y cariño a los perros. No saben lo que les está ocurriendo, se encuentran mal y cansados. Así que, es el momento de consolarlos estando con ellos y dándoles amor. La visita al veterinario será importante, incluso aunque no haya fiebre.