Son algunas de las preguntas que  nos hacemos los dueños de las mascotas, sobre todo cuando llega el invierno, y nosotros mismos nos metemos en la cama y necesitamos un buen edredón y unas mantas de más para no pasar frio. ¿Pero es realmente necesaria la ropa en mascotas? ¿Hay alguna precaución que debamos tomar como dueños responsables de nuestro perro durante los meses de invierno?

Lo cierto es que el frio afecta a los perros más de lo que creemos.

¿Cómo afecta el frio a nuestro perro?

Como norma general debemos saber que el frio no afecta igual a todos los tipos de perros, unas de las variables para que el frio afecte más o menos a nuestra mascota es, el tipo de raza, la edad y el estado de salud.

Tanto los perros mayores como los cachorros acusan más las bajas temperaturas de la misma manera que sucede en el caso de las razas con pelo corto.

Por estas razones es muy importante saber cómo actuar en los meses de frio con nuestra mascota para que se encuentren cómodos en todo momento y no pasen frio. Estos son algunos de los estragos que puede causar el frio en nuestra mascota: temblores, torpeza, respiración lenta, sequedad en la nariz, rigidez muscular, e incluso, somnolencia. También podemos notar que nuestro perro está triste o poco animado para pasear y jugar.

Además de estos problemas hay otros aspectos que debemos de cuidar y que no nos alertan hasta que son un problema, en este caso nos estamos refiriendo a las orejas, que son una de las partes más sensibles del perro, por eso es necesario en los días de frío ahorrarle cualquier tipo de humedad para evitar la otitis. Es importante que después de un paseo le sequemos bien las orejas, sobre todo cuando ha estado en lugares húmedos como puede ser parques recién regados, lugares con nieve o simplemente que nos haya llovido durante el paseo. Para evitar levaduras en importante mantener siempre las orejas limpias para ellos es aconsejable utilizar un higienizante de orejas.

Por otro lado tendremos que estar pendientes también de las patas ya que el frio y la humedad pueden afectar a las almohadillas, agrietándolas y causándole dolor.

Que hacer para que nuestro perro no pase frio.

Hay que tener en cuenta y tener claro que la ropa para perros no es una cuestión de moda sino es una cuestión de necesidad ya que esto ayuda a nuestra mascota a mantener su temperatura corporal ideal durante los paseos y no se mojaran.

Si tenemos la caseta de nuestro perro en el exterior es importante revisarla a menudo, y algunos de los consejos a seguir en los requisitos que debe cumplir una caseta son, aislar la zona de dormir del suelos mediante madera o goma para mantenerlo al salvo de la humedad; ponerle una cama mullida tanto para perros que duermen en el exterior como perros que duermes en el interior y algo que no debe faltar es una mantita.

Como consejo final se recomienda que los perros que duerman en el exterior, como excepción, los días de mucho frío lo hagan en el interior de la casa. Para evitar problemas mayores.