Existen muchos tipos de premios para nuestros perros que podemos encontrar en el mercado así como en nuestro propio hogar. El problema aparece a la hora de elegir. ¿Qué premios son más saludables? ¿Cuáles son mejores para el adiestramiento?

Para dar respuestas a este tipo de preguntas, le vamos a dar una serie de consejos, cuales son los premios que debemos evitar y cuáles son los mejores y más saludables para nuestras mascotas.

¿Qué recomiendan los veterinarios?

En primer lugar, es fundamental resaltar que los alimentos que son saludables para los humanos puede que no lo sean para los perros, algunos incluso están prohibidos para perros. Tienes que tener en cuenta que la obesidad en perros es un problema común y que debemos cuidar la alimentación de nuestro perro para evitarla.

Lo importante es que al reforzar a tu perro tengas moderación, debes intentar premiarle con pequeñas cantidades, no solo para evitar la obesidad, sino para que valore los refuerzos.

Es importante recordar que no lo estas alimentando, lo estas premiando.

Es muy importante variar el tipo de premio, no solo para equilibrar las dietas sino también para mantener el interés del perro, debemos saber cuáles son los premios que más le gustan y ordenarlos de más alto a más bajo.

A continuación, nombraremos algunos premios saludables:

  1. Trozos de fruta como la manzana, la pera, el melón, la sandía, las fresas, los frutos rojos o el melocotón.
  2. Hortalizas y verduras como la zanahoria, las judías verdes, el calabacín, el brócoli o el apio. Se pueden cocinar, deshidratar o cortar en crudo.
  3. Tiras de hígado a la plancha sin sal.
  4. Pollo cocido o asado.
  5. Trozos de patata o de calabaza, mejor cocidas.
  6. Arroz o pasta cocidos con un poco de aceite de oliva.