En España hay más de 13 millones de mascotas registradas según datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC), entre las cuáles los perros figuran como uno de los animales de compañía favoritos. Los canes son de hecho uno de los mejores amigos del hombre y por eso cada vez son más las familias que no dudan en convertirlos en un miembro más de su clan, pero con la clara diferencia de que no hablamos su mismo idioma. Y es que ¿Cuántas veces has deseado poder hablar con tu mascota o sencillamente entender lo que siente? Pues tenemos que decirte que al igual que los ladridos nocturnos o el simple aullido de los perros, puede revelarnos muchos detalles sobre la personalidad de nuestro perro. Verle dormir y observar la postura que adopta para ello, es una manera más de entender a nuestro amigo peludo, de acercarnos a su personalidad y de saber cómo se siente en ese momento exacto en el que se echa la siesta.

Boca abajo, boca arriba y despatarrado, tipo ‘superman’, hecho un ovillo… Todas estas posiciones muestran más detalles sobre su personalidad y su visión del entorno de lo que te imaginas. Hoy repasamos algunas de sus formas de dormir más comunes y te explicamos lo que significan. Toma nota.

-Cuando se hace un ovillo

Esta es una de esas posturas para dormir más comunes y sobre todo tiernas para cualquier amante de los animales. Con esta posición, además de proteger todos los órganos vitales, sus patas y garganta, también guardan más fácilmente el calor corporal. Por lo que es probable que adopten esta postura en épocas de frío o cuando el lugar en el que se encuentren tenga una temperatura baja para ellos. Aún así, también es común cuando hay algo que les preocupa, cuando se trata de perros con un carácter suave o también es frecuente cuando son cachorros.

-Panza abajo

Esta es también otra de esas posturas comunes entre los perros y suelen adoptarla cuando no se encuentran lo suficientemente relajados para tener un sueño profundo. Se trata de una posición que les permite tener un sueño ligero y a la vez poder estar en alerta o reaccionar rápido ante cualquier otro estímulo externo. Si esta postura la utiliza a menudo para dormir en su cama, puede que se trate de un perro tímido y al que le cueste relacionarse con personas nuevas o quizá simplemente necesite una cama nueva. Si lo encuentras muy encogido y le observas cambios de apetito, nivel de energía bajo o un comportamiento diferente en general, puede que se deba a algún dolor. En ese caso, no dudes en consultar al veterinario.

-De lado

Si nuestro amigo peludo duermen en esta postura se encuentran en una de las posiciones más cómodas y además adoptar esta posición le permite alcanzar las etapas más profundas y reparadoras de sueño. De hecho, cuando los perros duermen de lado ya no están cubriendo los órganos de vital importancia, por lo que significa que se encuentran totalmente seguros, relajados, cómodos y protegidos en ese lugar.

-Postura de ‘Superman’

Cuando un perro adopta esta posición con la panza para abajo y las patas totalmente estiradas, suele tratarse de un cachorro o de una raza de perro pequeña. Es una posición que le permite levantarse para jugar o reaccionar en cualquier momento en el que lo llames o en cuanto haya algún estímulo externo que capte su atención. Otra razón por la que nuestro perro puede adoptar esta posición, sobre todo si apoya el abdomen en el suelo, puede ser porque necesite refrescarse bien porque se encuentre en una época de calor o porque haya una temperatura demasiado alta en casa.

-Panza arriba

Ver a nuestro perro despatarrado y con las patas hacia arriba es, además de gracioso, una de las mejores posiciones que pueden adoptar. Y es que si nuestro perro se encuentra durmiendo panza arriba quiere decir que está más cómodo que nunca, tranquilo y disfrutando por completo de esa posición. No siempre significa que estén en una siesta profunda, pero sí viene a significar que se encuentran en una siesta gratificante y en ocasiones pueden estar incluso soñando.

-Con la cabeza sobre sus patas

Esta es otra de esas posturas comunes que los perros pueden adoptar mientras duermen. Normalmente dejan la cabeza caer sobre sus patas delanteras, habitualmente estiradas. Esta postura indica que se encuentran descansando, cómodos, con una buena temperatura corporal sin frío ni calor pero también alerta. Esta posición les permite reaccionar rápidamente y es muy común durante el día sobre todo con las micro siestas.