¿Sabías que un fregasuelos concentrado tiene intacta su composición original sin diluirse en ningún otro material? En este artículo te vamos a contar algunas ventajas de los fregasuelos concentrados.

Ventajas de los fregasuelos concentrados

La concentración del fregasuelos no implica una menor eficacia, sino lo contrario. De hecho son igual o más efectivos que los que no lo son.

Para empezar los fregasuelos concentrados tienen envases más pequeño, lo que los hace más fácil de guardar, usar y llevar a casa.Además, suelen llevar un dosificador, que permite aprovechar mucho más el producto.

Pero hay más ventajas en el uso de un fregasuelos concentrado. Otra de ellas es que hay que usar una dosis considerablemente menor que cuando utilizamos uno que no es concentrado. Esto también hace que sea más respetuoso con el medioambiente, ya que de esta manera estamos ahorrando agua y estamos utilizando menos cantidad de un producto químico como lo son los fregasuelos. Y, de propina, hay algunos fregasuelos concentrados cuyo envase se puede reciclar al cien por cien.

¿Cómo funcionan estos productos?

Los productos concentrados, como los fregasuelos de Arkam, tienen una característica básica: que solamente contienen en ellos una materia química activa, y eso hace necesario que los diluyamos en agua. Como decimos, llevan incorporados sistemas para dosificar adecuadamente el producto al aplicarlo y que no se desperdicie, así como para no tener que entrar en contacto directo con él.

Por simple dilución del concentrado en agua se obtiene un producto “listo uso” con prestaciones similares a las de los productos de líneas tradicionales. En función del grado de dilución que apliquemos obtendremos un producto de mayor o menor calidad, dependiendo directamente de las necesidades de limpieza que tengamos en cada momento.