Hoy en día conviene que identifiquemos a nuestras mascotas mediante el chip electrónico, también conocido como microchip. Cumplir con este requisito resultara importantísimo para nuestras mascotas, pero no solo  por su seguridad es importante que lo lleven, también por aspectos legales. Siempre solemos pensar que el chip de nuestro animal es por si lo perdemos, pero existen otras ventajas importantes a tener en cuenta:

-La adecuación de la legalidad parece un requisito formal, pero aparte de cumplir con las normas obligatorias, podremos aprovecharnos de los beneficios que conlleva:

  1.  Evitar sanciones por incumplimiento de estas identificaciones obligatorias.
  2. Luchar contra los abandonos, perseguidos por la ley.
  3. Posibilitar la localización del dueño o de su clínica veterinaria de referencia.
  4. Censar la población de mascotas, cuestión importante a efectos legales y medioambientales.

-La información que trasmiten tanto del dueño, como del mismo animal, es de vital importancia. Gracias al microchip podemos saber:

  1. Nombre del animal.
  2. Fecha de nacimiento.
  3. Peso estimado.
  4. Finalidad (caza, compañía).

-La identificación permanente de nuestras mascotas está garantizada gracias a estos microchips. La duración de estos microchips son de unos 25 años, está claro que un perro es casi imposible por no decir imposible que llegue a esa edad. Además están preparados para que no se desplacen por el interior de cuerpo de la mascota.

-Pero claramente el principal beneficio está relacionado con la posibilidad de identificar a nuestras mascotas en caso de pérdida. Hay situaciones en las que especialmente es el útil el microchip, algunas de ellas son:

  1. Migraciones de animales desde sus hábitats, tragedias naturales, que implican rápidos desalojos.
  2. Cuando estemos lejos de nuestro lugar de residencia y se pierda nuestra mascota.
  3. Robos, el chip es importante en todas las razas de perro, además es obligatorio llevarlo, pero tiene mayor importancia en los perros con razas que tienen un valor económico importante, ya que en ellas ponen el punto de mira los ladrones.

-Otra ventaja  a tener en cuenta en la rapidez y a sencillez del proceso con la que le se le pone el microchip a nuestra mascota, se trata de una visita al veterinario,  a nuestro perro no le dolerá ni molestara el chip y  está preparado para que no genere reacciones alérgicas ni efectos secundarios.

Por este conjunto de razones el microchips mejora la vida de nuestras mascotas y de los dueños.